El es…

Don Omar

Vive en Mérida, estaba rumbo a hacer sus pagos y tenía el tanque vació, algo le dijo que no le iba a alcanzar la gasolina para llegar a su destino, sin embargo, decidió arriesgarse a pasar primero por un amigo y después pasar a cargar gasolina; ¡se arriesgó y ganó! ahora cederá su lugar a su amigo Felipe que va por el millón de pesos.

«Yo con un millón de pesos compraría una casa. ¿Tú qué vas a hacer con el millón de pesos de La Gas?»

– Mario